Facebook Twitter Google +1     Admin

carlosmartinez

Bienvenidos a mi blog de críticas de cine. Desde 2005, ya más de diez años tratando la actualidad del mundo del cine, sus películas, premios y homenajes a las figuras fallecidas. Espero que si entráis por primera vez os guste lo que estéis viendo.

Se muestran los artículos pertenecientes a Julio de 2014.

Phenomena: Tiempos modernos

 

Este mes de julio vuelven las Summer nights de Phenomena dedicadas a la comedia y lo hacen con una de las obras maestras de un genio del humor, considerado su primer filme sonoro, aunque solo parcialmente:

Tiempos modernos:

 

 

 Un obrero que pierde la razón en una cadena de montaje por exceso de trabajo y es detenido por encabezar (accidentalmente) una manifestación de protesta. No es el titular de cualquier periódico de esta semana, es la película más corrosiva (con permiso de El gran dictador) de Charles Chaplin, realizada en 1936.

Chaplin ya empezaba a ser un grano en el culo de Hollywood por su empeño en no querer hacer cine sonoro y lo sería a partir de este filme para la derecha estadounidense, que no le dejaría entrar a USA tras el estreno en Europa de Candilejas en 1952 (su esposa Oona tuvo que recoger y vender sus cosas como pudo). Tiempos modernos es una brutal sátira contra el capitalismo y los peligros del mismo en una sociedad "moderna" que desprecia a sus obreros. El memorable principio lo dice todo.

Y es su primer filme sonoro... más o menos. Chaplin tuvo finalmente que sonorizar sus filmes y hablar, pero solo incluyendo música, efectos sonoros y voces en altavoces en radios, Tiempos modernos no se puede considerar un filme enteramente sonoro como sí lo serán ya los posteriores. Y Chaplin decidió que Charlot cantase por primera vez, concretamente el tema Je cherche après Titine. Pero le cambió la letra, en una genialidad muy suya hizo un refrito de varios idiomas completamente ininteligible (francés, italiano, inglés y yo diría que hasta cosas que se sacó de la manga). Obra maestra y toda una incitación a no ponerse a trabajar en una fábrica.

01/07/2014 14:00 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Necrológica

Éste lunes nos ha dejado un director, guionista y actor muy olvidado actualmente, pero que tuvo cierto prestigio en los 70 y 80 y que estuvo varias veces nominado al Oscar. Descanse en paz:

Paul Mazursky:

 

Para mí en su mejor momento con Bob, Carol, Ted y Alice, Harry y Tonto y Una mujer descasada siempre me pareció un director un pelín sobrevalorado, cosa que demostró más adelante con tonterías del calibre de Presidente por accidente, Un loco suelto en Hollywood,  Escenas de una galería o El pepinillo. El tiempo le ha jugado una mala pasada a Mazursky y su muerte ha quedado casi olvidada por muchos medios, ha sido una pura casualidad que me haya enterado esta noche.

03/07/2014 01:14 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


Nos quedan 26

Era una noticia larga y tristemente esperada por los que conocíamos este cine y sabíamos los problemas de Lauren (lo que queda de la distribuidora, que me temo no es mucho), y hoy se ha confirmado: el domingo echa el cierre un histórico de los cines de barrio, quizás el único que quedaba en pie:

 

Lauren Horta (antiguo cine Dante):

 

 

 

 

Lauren le dio una segunda vida como multisalas en 1998, y la agonía de la distribuidora catalana (hace mucho, mucho que no oímos en una sala de cine el Perpetuum mobile de Strauss que acompañaba a su logotipo) se lo ha llevado por delante. No es una cuestión de la crisis actual, Lauren llevaba cinematográficamente muerta desde que expiró su contrato en Miramax en 2004 y entrar en concurso de acreedores la distribuidora y propietaria del cine del Paseo Maragall. Nacido en febrero de 1966, y antes de la reconversión de 1998, el cine Dante fue uno de los últimos cines que programaba programas dobles, a partir del domingo vete a saber qué harán con él, no creo que tarde mucho en acompañarle el último cine que le queda ya a Lauren films, el Lauren Universitat de la calle Pelai.

03/07/2014 13:40 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Mi otro yo

 

A priori, el estilo de anuncio de compresas de Isabel Coixet ligaba mal con una película como Mi otro yo sobre personaje del que no sabemos si tiene un doble o una enfermedad mental paranoica. En la práctica, además de ligar mal, el resultado final es un desastre. Tostón que no hay por donde pillarlo donde Coixet tira del tópico (lo de los espejos ya huele) y huye como la peste del suspense y en ningún momento logra emocionar, más bien aburrir al respetable, no dura ni hora y media y parecen cuatro. Y el mayor naufragio es la actriz Sophie Turner; ya es de lo menos interesante de Juego de tronos (su sosito papel tampoco ayuda), pero es que aquí no da el pego ni como paranoica protagonista ni como su presunto sosias. Solo se salva de la quema la casi siempre estimulante e inquietante presencia de Geraldine Chaplin, lo demás es serio aspirante a estar entre lo peor del cine español del año.

06/07/2014 12:42 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Bajo la misma estrella

 

El argumento de Bajo la misma estrella tiraba para atrás, historia de amor entre dos adolescentes enfermos de cáncer terminal, basado en un bestseller.Sin embargo, sin ser una maravilla ni de lejos, el resultado es bastante más digno de lo que me temía. Un melodramón (con ese argumento lo tiene que ser, pero una buena ración de llorar también es una buena tradición en la historia del cine) con más sentido del humor del que se podía preveer, con un reparto muy convincente, escpecialmente en los dos protagonistas y en el que se está quedando ciego y que en ningún momento aburre, aunque se pase de la raya quizás en una escena en la casa de Anna Frank que aunque esté en el libro en la película se pueden ahorrar tanto sufrimiento de la protagonista subiendo escaleras, y en el que parece fuera de lugar y demasiado desagradable Willem Dafoe aunque sea clave en el final. Película más que aceptable.

 

06/07/2014 12:55 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Open windows

Tengo debilidad por Nacho Vigalondo, me parece uno de los directores más originales del cine actual, capaz de montar un número musical "explosivo" en 7.35 de la mañana, de montar un viaje en el tiempo en el jardín de la casa del protagonista de Los cronocrímernes o de hacer una invasión extraterrestre sin salir de un piso en Extraterrestre. Su nuevo filme, Open windows, es una muy divertida aproximación al thriller en formato Internet con diferentes pantallas y ventanas que se van abriendo y cerrando conforme avanza la trama. Se le nota la influencia de Hitchcock (especialmente La ventana indiscreta por el tema del voyeurismo, pero a mí me recuerda La soga, por el tema del falso plano secuencia al que obliga su arriesgada puesta en escena, apoyada en un prodigioso montaje) y tiene un estupendo Elijah Wood como protagonista. El único pero que le puedo poner es el final, no me molesta del todo (a más de uno seguro que le parecerá una tomadura de pelo), pero creo que no está a la altura del resto del filme. Muy recomendable película.

06/07/2014 13:06 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Phenomena: To be or not to be

La película que nos ofrece Phenomena este martes en sus Summer nights es una de las mayores sátiras de la historia del cine, una de las obras cumbres de un genial director alemán de comedia y desgraciadamente la última película de una de las mejores actrices cómicas que ha dado Hollywood:

Ser o no ser (To be or not to be):

t

 

Es difícil de definir el toque Lubistch, tanto como decir qué es el Macguffin de Hitchcock. Podría decirse que es darle distinción a un género habitualmente de brocha gorda como el vodevil (en mayor o menor medida todas sus grandes comedias lo son) o utilizar las elipsis y los dobles sentidos para hablar de situaciones que en su momento no pasarían censura. Nadie le ha igualado al director alemán judio askenazi, su discípulo Billy Wilder es otra cosa, mucho menos sutil que el maestro aunque esté casi a su altura.

To be or not to be es para mí una de sus obras mayores, y la más polémica en su momento junto a Ninotchka. Si el filme de Greta Garbo fue tildado en su momento de anticomunista (cuando se ve claramente que Lubistch hace también sutilmente una muy corrosiva sátira del capitalismo, el gag final lo dice todo), muchos se llevaron las manos a la cabeza de que Lubistch se riera a mandíbula batiente de los nazis, con el punto de mira más afilado incluso que el otro judío pionero en hacerlo dos años antes, Chaplin en El gran dictador.

Si Chaplin era pesimista y aprovechaba para pedir la paz en el discurso final, Lubistch coge el relato original  de Melchior Lengyel y convierte a los nazis en una panda de fantoches imbéciles, que hacen con Polonia lo que el protagonista Jack Benny con Shakespeare (visto cómo interpreta histriónicamente Hamlet, destrozarla, el doble sentido siempre presente del maestro), pagados de sí mismos (Heil, yo mismo) y gritones (¡Schultz!...), literalmente los dejan a los pies de los caballos ridiculizándolos, es más efectivo en mi opinión que mostrándolos solo como los monstruos que fueron. Y lo hace con una trama de vodevil endiablada, con agentes dobles, actores polacos haciéndose pasar por nazis, esposas que echan una cana al aire y maridos cornudos... Las carcajadas están aseguradas hasta la escena final, donde Lubistch vuelve a jugar con el doble sentido, nunca sabremos si alguien ha dado su merecido a Jack Benny por mal actor o si vuelve a lucir cornamenta.

Y lo hace con un reparto sensacional: Benny (cómico muy famoso en USA, aunque fuera solo se le recuerda por este filme) borda su papel, Sig Ruman como el jefe de los nazis está genial, y Robert Stack muestra una vis cómica que pocas veces se le vio. Pero la palma se la lleva la que es probablemente la gran reina de la comedia americana con permiso de Katherine Hepburn, la extraordinaria Carole Lombard; desgraciadamente fue su papel póstumo, no llegó a ver estrenada la película al morir en un accidente aéreo mientras viajaba por EEUU vendiendo bonos de guerra, el cine y su marido Clark Gable sufrieron una pérdida terrible. El filme tuvo un remake fallido en los 80 creo que por un error de apreciación: si Lubistch es la sutileza en persona, Mel Brooks es todo lo contrario, toneladas de brocha gorda, casaba mal con el filme y me parece una de sus peores películas, solo están bien Charles Durning y la señora Brooks, la siempre excelente Anne Bancroft.

07/07/2014 13:19 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Phenomena: El bueno, el feo y el malo

Este miércoles Phenomena dedica una sesión especial a la memoria del gran actor Eli Wallach, con la proyección de la versión extendida de su película más famosa, sin duda una de las cumbres del western europeo:

 

El bueno, el feo y el malo:

 

 

 

 

Sergio Leone culminó su Trilogía del dólar con su película hasta ese momento más ambiciosa, compleja, original y larga. Si en Por un puñado de dólares bebía tanto de Goldoni (Arlequín, servidor de dos amos), Hammett (Cosecha roja) y Kurosawa (Yojimbo) para contar la historia de un ambiguo pistolero menos amoral de lo que aparenta  jugando con dos bandas rivales y en La muerte tenía un precio contaba una historia de venganza más clásica de lo que puede parecer a primera vista, en El bueno, el feo y el malo parte de varias fuentes y varios temas.

Primero, sus personajes son más ricos y complejos de lo que parece a primera vista. Clint Eastwood será el bueno, pero es tan peligroso, imprevisible y falto de moral como sus dos oponentes, este sí que vendería a su madre por un puñado de dólares (más que un puñado, un tesoro considerable), cosa que no puedo decir de las anteriores películas. Con su peculiar partenaire Eli Wallach-Tuco, más que una pareja de pistoleros-bandidos del salvaje oeste al uso, a mí me recuerdan a los típicos pícaros de la literatura y cine italianos y españoles (Goldoni vuelve a estar presente, pero no andan muy lejos Quevedo y compañía cuando se dedican a estafar a los pueblos que quieren colgar a Tuco). Y Lee van Cleef-Sentencia es un grandísimo hijo de perra, pero creo que en las escenas de la versión extendida hay alguna escena en la guerra que tiene un pequeño soplo de misericordia.  Eastwood, Wallach y van Cleef forman un gran trío en busca de un tesoro escondido en un cementerio cuya localización solo conoce Wallach en medio de la Guerra Civil americana y que culminará en un insólito en la historia del western duelo a tres en dicho cementerio.

Leone logra un memorable western apoyado en sus tres actores, y eso que la relación con Eastwood se había enturbiado (parece ser que el actor comentaba que tanta acumulación de actores era excesiva), que quería en un principio a Charles Bronson en vez de a van Cleef y que no optó por Gian Maria Volonté para el papel de Tuco porque buscaba un actor con mayor vis cómica. El trabajo de Leone es formidable, pero no se puede entender sin tres colaboradores más. La fotografía de Tonino Delli Colli es sencillamente prodigiosa en el tratamiento sucio del paisaje que el filme requiere y en los primeros planos tan característicos de Leone. El montaje de Eugenio Alabiso y Nino Baragli es pura y llanamente un portento, nadie ha dado el tempo tan característico del cine de Leone como en esa genialidad que es  el duelo final. Y finalmente, está Morricone.  En manos de otro, una banda sonora a base de aullidos (¿de coyote o de moribundo? Todos dicen lo primero, pero a mí las famosas cinco notas iniciales me parecen lo segundo), pistolas, percusión y coros serían una locura, en manos del maestro italiano es una maravilla y una de las bandas sonoras más originales de la historia, sin olvidar el tema de la entrada de Wallach al entrar en el cementerio, un The ectasy of gold que es también uno de los mejores temas de Morricone, el mejor colaborador que pudo tener Leone para hacer una de sus mejores películas.

08/07/2014 14:03 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Phenomena: Uno, dos tres

Si el pasado martes Phenomena proyectó una gran sátira contra el nazismo, este jueves viene otra no menos genial sátira sobre el capitalismo, el comunismo y la guerra fría rodada en uno de los momentos más convulsos posteriores a la Segunda Guerra Mundial:

Uno, dos, tres:

Solo a Billy Wilder se le podía ocurrir montar esta brutal sátira a la Guerra Fría justo en el momento de la construcción del Muro de Berlín (aunque no lo parezca, parte de la película se tuvo que rodar en Munich), no dejando títere con cabeza. No conozco la obrita de un acto de 1929 (supongo que tuvo que variar bastantes cosas) pero el argumento no tiene desperdicio: Responsable de la Cocacola en Berlín con ínfulas de querer irse a París con secretario con "ligeros" dejes nazis que debe cuidar de la hija del presidente de la compañía de vacaciones en la ciudad alemana, la chica se va de picos pardos a la zona comunista y se queda embarazada de un furibundo comunista... Lo que viene después es una de las comedias más brillantes, demoledoras y frenéticas del genial vienés, cuyo ritmo que impone la danza del sable de Katchaturian no da apenas un respiro y cuyos diálogos como metrelletas al ritmo más acelerado que uno recuerda son la pesadilla de cualquier subtitulador que intente traducirlos y que el espectador los pueda leer. Está soberbiamente interpretada por un James Cagney que decidió retirarse del cine solo para volver en 1981 con Ragtime y brillan especialmente Arlene Francis como su mujer y Hans Lothar como su secretario. El último gag de la película es memorable, aunque algunas malas lenguas dicen que fue una concesión a una furibunda Joan Crawford (entonces en el consejo de Pepsicola) que se quejó amargamente de que solo aparecía en el filme la empresa de refrescos de Atlanta. No llegó en el mejor momento para reirse de lo que pasaba (el momento más caliente de la Guerra fría, con la construcción del Muro y al año siguiente la crisis de los misiles de Cuba) y tuvo muy mala acogida comercial en la mayoría de países, el tiempo la ha puesto en su lugar como una de las grandes comedias de la historia del cine.

10/07/2014 13:15 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El abuelo que saltó por la ventana y se largó

 

 

¿Mala adaptación o mal libro? Tengo pendiente de leer en mi e-book la novela en que se basa la desastrosa película sueca El abuelo que saltó por la ventana y se largó, por lo que no sé si algunos de los problemas de la película ya estaban presentes en la novela, tampoco sería la primera vez que una buena sátira literaria naufraga al ser llevada al cine (Wilt, por ejemplo). Lo que es la película me parece una historia tontísima (¿un Forrest Gump gagá de 100 años?; prefiero el original americano, y eso que no soy fan del filme de Zemeckis), unos gags penosos y estirados hasta unas interminables dos horas y un actor "cómico" protagonista que será muy popular en Suecia, pero al que no veo maldita la gracia. Un horror de película, previsiblemente de lo peor del verano

15/07/2014 13:33 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Sabotage

 

 

Entre que Schwarzenegger no está hace tiempo para estos trotes (si finalmente hace Conan deberá ser Conan el del Inserso), que David Ayer me parece un bluff (ya veremos lo que hace con el filme bélico Fury, que aquí parece que la rebautizarán con el ridículo título de Corazones de acero, si se confirma se ganará un premio Don erre que erre sin duda) y que el status de estrella de Sam Worthington (aquí casi irreconocible) ha durado un suspiro, Sabotage ha salido muy, muy rana, una muy flojita versión musculosa de Diez negritos, con culpable más que previsible y sorpresa final todavía más previsible, que evidencia que el momento de Arnie ya pasó y que el nivel medio del cine comercial americano está por los suelos. Muy mediocre.

15/07/2014 13:43 carlosmartinez #. sin tema Hay 2 comentarios.

Necrológica

Lo primero, pedir disculpas a los que puedan haber detectado algunos fallos en el blog estos días. Un problema con mi ordenador que no he sabido a qué se debía ha hecho que hayan pasado cosas raras en los artículos, como estar repetidos, no aparecer en la portada o ir sin imágenes. Parece que el problema ya se ha solucionado, espero que no vuelva a pasar.

Volviendo a los temas que trata este blog, hoy me he enterado del fallecimiento la semana pasada (no se puede estar en todas las noticias) del fallecimiento de un compositor no demasiado conocido del público, cuyo trabajo más conocido se vio envuelto en polémica al sustituir a un famoso colega que lo dejó por discrepar con director y productores.

Ken Thorne:

 

Tras el despido de Richard Donner de Supermán 2 por discrepancias con los productores por el resultado de lo que se había filmado (el comienzo y el final eran muy diferentes, como se puede comprobar en el discutible montaje de Donner editado en DVD, a mí el final de esta versión no me gusta nada, por falta de imaginación al repetir el mismo final de Supermán 1), Gene Hackman y John Williams decidieron abandonar la película por solidaridad con Donner (aunque en el filme estrenado se mantiene lo que rodó Hackman antes del despido de Donner). El nuevo director Richard Lester decidió confiar en Thorne, un músico con el que había trabajado en anteriores filmes como Help y Golfus de Roma. Thorne no fue un músico malo ni mucho menos, pero es muy inferior a Williams, y eso se nota demasiado en el resultado musical de Supermán 2 y 3. Personalmente me quedo con las anteriores colaboraciones con Lester.

20/07/2014 13:34 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Marsella

 

Marsella, segundo largometraje dirigido por Belén Macías, es una discreta road movie sobre una madre biológica y una madre adoptiva que van con su hja a la ciudad francesa a intentar encontrar al padre biológico de la niña. Bastante previsible y aburrida, con una muy discutible trama policíaca por en medio, solo se salva por el buen trabajo de María León, Goya Toledo, Eduard Fernández y la niña (y también cantante, interpreta el tema de los títulos de crédito finales) Noa Fontanals. Filme del montón que no creo que dure mucho en la cartelera estival.

20/07/2014 13:44 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

El amanecer del planeta de los simios

 

El pseudoremake de La rebelión de los simios que era El origen del planeta de los simios fue un soplo de aire fresco para la saga que parecía muerta tras el chasco que fue el reboot de Tim Burton, completamente erróneo al inspirarse más en la mediocre novela de Pierre Boulle que en el gran guión de Rod Sterling y Michael Wilson que dio lugar a la obra maestra de 1968.

Tres años después, llega la continuación con director nuevo, El amanecer del planeta de los simios, y hay que considerarlo de nuevo como un pseudoremake de otro filme de la saga, Batalla por el planeta de los simios, del que coge bastantes cosas como el mundo que empieza a florecer después del apocalipsis la traición del simio a Cesar y la relación entre Cesar y su hijo. Nuevamente da en la diana. El filme es un excelente filme de ciencia-ficción sumamente entretenido, con un excelente prólogo en el que partiendo de los títulos de crédito finales de la anterior película cuenta brevemente cómo la humanidad se ha ido al garete por el virus, con un buen guión sobre cómo la traición hará imposible la convivencia entre simios y humanos y un perfecto uso de los efectos especiales, los simios creados por ordenador parecen completamente reales, el trabajo de Andy Serkis y Toby Kebell  es muy bueno para hacer creibles a los dos simios antagonistas; también muy destacable la espléndida banda sonora de Michael Giacchino. Supera de largo el flojo filme que fue Batalla (su fracaso hizo desaparecer del mapa la saga), y su final abierto anuncia una lógica continuación; por mí ningún problema, aunque tendrán que calentarse la cabeza más los guionistas, puesto que ya no hay más historia hasta que vuelva del espacio el personaje de Heston...

20/07/2014 14:02 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Necrológicas

Hoy nos han dejado dos grandes actores. En este caso y como otras veces se impone el orden alfabético para hacerles un merecido homenaje, no puedo dar prioridad a uno sobre otro:

Alex Angulo:

Los primeros trabajos de Alex de la Iglesia Mirindas asesinas, Acción mutante, El día de la bestia y Muertos de risa dieron a conocer a este gran actor vasco fallecido en accidente de tráfico. De su amplia carrera se pueden destacar otros títulos como El gran Vázquez o El laberinto del fauno, y en televisión Periodistas. Su última película estrenada creo que fue una breve aparición en Zipi y Zape, dada su inesperada muerte no sé si habrá dejado algún trabajo póstumo.

 

James Garner:

Durante demasiado tiempo se le apreció más en televisión que en cine a este versátil actor muy dotado para la comedia especialmente. Gran estrella en la pequeña pantalla con Maverick y Los casos de Rockford, los 60 fueron su época dorada especialmente con La gran evasión, La americación de Emily (filme prohibido en España en el franquismo, creo entender) Grand Prix o Marlowe, detective muy privado (el primer papel en cine de cierta relevancia de Bruce Lee). Tras unos años discretos, su papel en Victor o Victoria le recuperó (aunque otra vez un tanto ninguneado, merecía tanto la nominación al Oscar como la que tuvieron sus otros tres compañeros en la película, pero Garner no la obtuvo) y a partir de El romance de Murphy (esta vez sí su única nominación al Oscar) empezó a ser considerado como el gran actor que era, con películas como Maverick, Space cowboys o El diario de Noa.

21/07/2014 01:19 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Phenomena: El quinteto de la muerte

La película que Phenomena proyecta hoy dentro de sus Summernights es una joya del humor negro y probablemente la obra cumbre de una productora británica que brilló con luz propia en los años 40 y 50:

El quinteto de la muerte:

Y lo más sorprendente es que esta comedia tan británica fuese responsabilidad de dos americanos, un Alexander Mackendrick como director que había empezado a destacar en las primeras producciones de la Ealing como Whisky a gogó y El hombre vestido de blanco y que acabaría volviendo a EEUU para realizar obras maestras del calibre de Chantaje en Broadway y Viento en las velas, y un William Rose instalado en Reino Unido tras la Segunda Guerra Mundial, que ya había firmado el guión de otra maravilla como Genoveva y que de vuelta a su país ganaría el Oscar por Adivina quién viene a cenar esta noche y escribiría también los guiones de El mundo está loco, loco, loco, loco y ¡Que vienen los rusos!

La Ealing era la productora de un buen puñado de obras maestras anteriores a esta como las ya citadas arriba, Whisky, El hombre y Genoveva, más Oro en barras y Ocho sentencias de muerte, y esta curiosamente casi fue su canto del cisne, ese mismo año de 1955, fue comprada por BBC, y a pesar de su colaboración en grandes películas posteriores, su periodo dorado se cierra con esta genialidad.

El quinteto de la muerte es un perfecto mecanismo cómico de humor negro, con cinco atracadores que planean el robo perfecto, pero que no cuentan con que la horma de su zapato no será la policía, sino la casera del piso donde preparan el golpe, una adorable ancianita en la mejor tradición británica de Miss Marple, experta en dar la tabarra a la comisaria de su barrio con peregrinas denuncias a las que la policía nunca le hace el menor caso. Lo que viene después es un buen número de memorables gags (ojo a la escena en las vías del tren, Alec Guiness da miedo y risa a partes iguales en toda la película, pero en el plano final casi parece un zombie). El sexteto protagonista da una lección de interpretación, Guiness está soberbiamente histriónico y hace una interpretación antológica en una de la que es para mí una de sus mejores interpretaciones, Katie Johnson no le va a la zaga, y entre los atracadores hay dos que eran casi unos desonocidos y que darían mucho que hablar en posteriores películas, el gran Peter Sellers  en una de sus primeras películas destacadas y un actor de origen checo llamado Herbert Lom que tenía una carrera a sus espaldas más amplia, pero que aquí bordaba el papel del atracador más inquietante y que posteriormente formaría una memorable pareja cómica con Sellers en la saga de la Pantera Rosa. Fue objeto en 2004 de un remake por parte de los hermanos Coen, pero les salió rana, para mí es la menos afortunada de sus películas hasta ahora. Grandísima película la de 1955, y recomendación a los delincuentes: pedir el currículum de los caseros antes de cometer las fechorías.

22/07/2014 13:44 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Phenomena: Las joyas de la familia

La película que proyecta hoy Phenomena es un gran tour de force de uno de los grandes cómicos de la historia del cine norteamericano:

Las joyas de la familia:

 

Pocos se han atrevido a hacer tanto papel en una película, solo el genial Alec Guiness en Ocho sentencias de muerte, y el no tan genial Eddie Murphy en algunas de sus películas. Lewis interpretó en esta gran comedia dirigida por él mismo a los seis familiares y al chofer de una niña heredera de una gran fortuna que tiene que elegir entre los seis candidatos de su familia para que sea su padre adoptivo. Muy divertida, aunque en mi opinión la obra maestra de Lewis es El profesor chiflado.

24/07/2014 12:56 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

No comment

Cualquier cosa que diría sobre él es poco. Este señor salió de rositas en el asunto de Banca Catalana (fundada por su padre) que lo debería ya haber echado de la política a principios de los 80, tiene a dos de sus hijos metidos en lios de posible corrupción, les ha dicho a todo a los que le acusaban de tener cuentas fuera de España, y ahora desvela que tiene una en Andorra desde 1980 de su fallecido padre que no había podido arreglar hasta ahora (supongo que los intereses para compensar los debía donar cada año a ONGs). Semejante elemento fue uno de los políticos más valorados en Catalunya durante años y recuerdo una encuesta en un periódico hace unos años en que la gente le votó como el famoso con el que se irían de copas, en fin... Premio hijo de puta de la semana cum laude e intereses de 34 años.

27/07/2014 12:50 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Anarchy: la noche de las bestias

 

No saben cuándo parar y encima no saben ni escribir un guión decente para una secuela. La primera de The purge tenía un pase y tenía un guión aceptable, pero a uno le daba la impresión de que la historia no daba para más. Pues el director James DeMonaco perpetra exactamente un año después una de las secuelas más patéticas y ridículas que recuerdo en los últimos años. Es una lástima no poder autoinfringir la única regla de este blog (no hacer jamás spoilers), porque la dantesca y delirante media hora final del filme merecería que se advirtiese al espectador del despropósito que va a ver. Probablemente tendrá secuela, es improbable que me pillen a verla en una sala de cine, esta es de momento una de las peores películas del verano, si no la peor.

27/07/2014 13:01 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Sex tape

 

Dos cosas antes de comentar la película: Una, me gustaría que alguien me explicase exactamente en qué consiste la gracia y el sentido del humor del actor Jason Segel, después de aguantarlo en varias películas yo todavía no se lo encuentro, me parece el cómico más sosainas actual en dura competencia con Paul Rudd. Dos, al próximo distribuidor gilipollas que traduzca un filme de Cameron Díaz como Algo pasa con... (cada uno puede poner  lo que falta detrás, esta es como mínimo la tercera vez que lo hacen) le va a pasar algo, si lo pillo le pondré unas orejas de burro o le haré repetir cien veces en una pizarra NO VOLVERÉ A REPETIR O IMITAR UN TITULO EN MI VIDA (si se comportan como niños de cinco años hay que tratarlos como niños de cinco años), de momento me conformo con darles el premio Don Erre que Erre.

¿El filme? El enésimo timo de la estampita que suelen hacer últimamente en Hollywood cuando nos venden como película picante la enésima comedia romántica ñoña  que acaba convirtiéndose en un canto a la familia tradicional. Lo más atrevido y la mayor cantidad de carne que se ve en el filme es lo que muestro en la foto, algún folleteo sin pasarse y el culo de Cameron Díaz (si es que es el suyo, es tan fugaz que tengo dudas de que no esté doblada), en numerosas ocasiones se les ve ridículamente tapados con la sábana de rigor para que no se vea nada "desagradable". Se salva algún gag como el polvo en la biblioteca, el nombre del perro de Rob Lowe (¿soy yo el único que le parece que lleva peluquín?) y algunos momentos de la escena final, lo demás es previsible, pacato y tontorrón. Muy flojita.

27/07/2014 13:20 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Corazón de león

 

Tengo un problema ya de base con este filme, por lo demás correcto y bien interpretado, especialmente por su protagonista masculino, que hace más que creible su personaje. No me acabo de creer que una película que aboga por eliminar las barreras físicas y que alguien diferente pueda llevar una vida normal y enamorarse convierta a un actor que tengo entendido que mide realmente entre 1,75 y 1,80 en un personaje de 1,36, casi parece una burla, y creo que lo más correcto hubiese sido contratar a un actor que realmente tuviese acondroplasia, los hay muy buenos. La película es correcta y entretiene, y el gran Guillermo Francella está muy bien, aunque los efectos especiales cantan bastante, hay momentos en que canta en que cuerpo y cabeza no se corresponden. Para pasar el rato si se olvida uno del error de casting.

27/07/2014 13:39 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

Nos quedan 26

Acaba de llegarme la triste noticia del cierre mañana de una emblemática sala del centro de Barcelona, una de las pocas de gran aforo que quedaban en nuestra ciudad:

Club Coliseum:

 

El anexo de Rambla Catalunya del cine-teatro Coliseum nació como cine independiente (aunque ambos locales pertenecían al mismo edificio y estaban comunicados por dentro) en 1978 con la programación del filme de Ken Russell Valentino. Durante mucho tiempo recogía películas más de autor que otros cines de su zona y muchos filmes de Woody Allen se han visto allí, casi es una anomalía en su historia que se despida con un blockbuster como El amanecer del planeta de los simios. Dada la importancia histórica y monumental del Coliseum, espero que Balaña no tenga la ocurrencia también de cerrar el teatro de Gran Via, peores cosas ha hecho.

31/07/2014 13:16 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.




Temas

Archivos

Enlaces

 

 
Julio 2014 | carlosmartinez

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris