Facebook Twitter Google +1     Admin

carlosmartinez

Bienvenidos a mi blog de críticas de cine. Desde 2005, ya más de diez años tratando la actualidad del mundo del cine, sus películas, premios y homenajes a las figuras fallecidas. Espero que si entráis por primera vez os guste lo que estéis viendo.

Se muestran los artículos pertenecientes a Enero de 2012.

noche de fin de año

   Dejé para la Nochevieja el previsible engendrete de Noche de Fin de año. Me llamó la atención de que contenía en sus imágenes un poco disimulado anuncio de Sherlock Holmes (son películas de la misma productora, Warner)... hasta que al día siguiente ví las imágenes de la fiesta de fin de año en Times Square y allí estaba el cartel también. Teniendo en cuenta que el filme debió estar rodado hace ya unos meses, es curioso cómo preparan los americanos sus cuestiones de márketing.

   Para quien haya visto los dos anteriores trabajos del equipo, Qué les pasa a los hombres e Historias de San Valentín, Noche de Fin de año no aporta nada nuevo. Nueva sucesión de historias cruzadas (y van...) rematadamente cursis, idiotas, previsibles, azucaradas y todo lo que se quiera. Se llevan la palma entre lo peor de lo peor la de las dos parturientas, la de Jon Bon Jovi  y el ridículo panfleto yanqui de Halle Berry y su marido, pero no hay nada bueno en el resto del filme (también destacar una nueva muestra del binomio Sarah Jessica Parker-Manolos, a ver si algún día decide cambiar). Por fortuna, el filme ha sido un fracaso comercial sonado, si no nos hubiésemos tenido que tragar nuevas historias de Acción de Gracias o similares.

07/01/2012 12:19 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

hemos comprado un zoo

   Habéis leído bien el titular del artículo. Como los distribuidores españoles sigan empeñados en adjudicar a los filmes títulos tan ridículos como el que le han cascado al nuevo título de Cameron Crowe y Mat Damon, voy a optar por traducir los títulos originales o dejar el título en inglés. El que han puesto en España es de juzgado de guardia. Y la semana que viene tengo otro peor de un filme estrenado estos días, a ver si adivináis cúal.

   Hemos comprado un zoo no hace sino demostrar que Cameron Crowe es un interesante crítico de cine (os recomiendo su libro de entrevistas con Billy Wilder, no llega al nivel del que le hizo Truffaut a Hitchcock, pero es francamente bueno), pero que es un anodino director de cine, lo único destacable de su carrera es Solteros (que tampoco era para tanto), lo demás son horrores como Jerry Macguire o Vanilla sky o filmes discretos como Casi famosos.

   Hemos comprado un zoo es la típica tontería para toda la familia, con padre viudo, mucho animalito y algún niño bastante insoportable. Dicen que está basada en hechos reales (mentira más, mentira menos, el hombre no era viudo cuando compró el zoo, y además creo que sucedió en Inglaterra), lo cual me acaba importando un pimiento cuando lo que cuenta no me interesa lo más mínimo. Y además demuestra que Scarlet Johansson lleva años perdida, que se la sobrevaloró demasiado en sus primeros trabajos y que últimamente no da una a derechas. Filme solo recomendable para niños en vacaciones poco exigentes, el resto abstenerse.

07/01/2012 12:33 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.


la dama de hierro

   Ante el nuevo trabajo en cine de la prestigiosa directora de teatro británica Phyllida LLoyd (Mamma mia, al igual que otra grande del teatro actual, Julie Taymor, no acaba de pillarle el tranquillo al cine), mi reacción tras el visionado es por un lado de perplejidad, después de aburrimiento y finalmente de decepción por el filme.

   Perplejidad, porque el filme parte de un guión equivocado. Si lo más interesante de la trayectoria de Margaret Thatcher es su época de gobierno y sus más que discutibles métodos para llevar la nación (yo diría que abyectos, lo que hizo con los mineros y la clase obrera británica no tiene nombre, por no hablar de la influencia que ha tenido su ideología económica en el germen de la actual crisis), me importa un pepino que la dama se haya convertido en una abuelita senil (por lo que dice el filme, tiene alzeimer) que añora a su marido muerto y al hijo que está en Sudáfrica (de las delictivas actividades de Mark Thatcher también se podría hacer un filme, no le tienen envidia a Iñaki Urdangarín), y lo peor es que dicho tema ocupa buena parte del filme, que por otro lado es en el mejor de los casos ambiguo ideológicamente, uno no acaba de saber si es prothatcher (creo que sí,  puede simularlo al estar contado a través del punto de vista de la dama de hierro, pero tanto obrero convertido en hooligan y tanto líder de la oposición convertido en títere paródico son sospechosos) o si se está burlando de su protagonista a través del tratamiento irónico que aporta su marido.

   Estos defectos hacen que el filme acabe aburriéndome como una ostra, que desée que el filme acabe cuanto antes, que acabe hasta el gorro de Meryl Streep (su trabajo no me parece tan bueno como se ha dicho, hace demasiado de Streep y poco de Thatcher, y sobreactúa como hace tiempo que no le veía a la gran actriz americana) y que eche de menos más apariciones de Jim Broadbent, su irónico Denis Thatcher es lo mejor de un filme flojo y decepcionante que da la impresión de que está hecho simplemente para que Streep gane su tercer Oscar, la dama de hierro merecía más una buena hostia en plan Ken Loach y no esta simple caricia y palmadita en el hombro que es el filme de Phyllida Lloyd.

07/01/2012 12:55 carlosmartinez #. sin tema Hay 2 comentarios.

sherlock holmes, juego de sombras

   Era lógico que Guy Ritchie repitiera la jugada con una nueva entrega de su peculiar versión de Sherlock Holmes, al fin y al cabo es su filme más taquillero con diferencia y el universo del célebre detective da para unas cuantas películas (que se lo digan a Basil Rathborne, que hizo un buen puñado).

   Como era de preveer, sigue por el mismo camino, ofrecer una visión en plan superhéroe y con muchos efectos especiales de las andanzas de Holmes y Watson (los dos filmes al fin y al cabo son buddy movies muy de su productor, Joel Silver). No es una mala opción, aunque a más de uno le pueda irritar su alejamiento del personaje clásico (por cierto, no recuerdo a nadie que lo haya trasladado al pie de la letra, empezando por el ridículo sombrerito que le puso un actor británico en teatro y continuando con la manía de poner como enemigo principal a un James Moriarty que realmente solo aparece en un relato breve de Conan Doyle, El problema final, muy célebre por la polémica escena final de la cascada suiza de Reichenbach, sus fans le dijeron de todo a Doyle en su tiempo) y también el excesivo barroquismo en la cantidad de ralentís y flshbacks explicativos.

   El filme acaba siendo de una calidad aceptable más o menos similar a la del primero, aunque en mi opinión comete un fallo: el personaje de Irene Adler tiene una presencia muy fuerte en los relatos de Holmes (tanto o más que Moriarty, y además sale en más relatos que el profesor), estaba muy bien interpretado por Rachel Macadams en la primera entrega, y es un patinazo cargárselo en el prólogo del filme, más si se tiene en cuenta que pone después como presencia femenina un personaje mucho menos interesante interpretado con poca convicción por Noomi Rapace (la de la versión televisiva sueca de Millenium, de la que volveré a hablar la semana que viene con el estreno del filme de David Fincher, del que vaya por delante que no lo considero un remake, ya explicaré mis razones). Robert Downey jr. y Jude Law siguen en su salsa (con más chistes a costa de su presunta relación homosexual) y se añaden un excelente malvado como Jared Harris (hijo de Richard) como Moriarty y y un gran secundario Stephen Fry como un divertido Mycroft Holmes.

   Por último, ya lo dije en su primera parte, Guy Ritchie es heterodoxo en su tratamiento de Holmes hasta cierto punto, finalmente respeta el final en la cascada de Reichenbach (no del todo, se toma la licencia de montar un palacete que no existe en el paraje natural) de la manera como hizo Doyle en sus relatos, y aquí me paro para quien no los haya leído. El filme, sin ser excelente ni mucho menos, es un convincente entretenimiento. 

07/01/2012 13:19 carlosmartinez #. sin tema Hay 1 comentario.

editorial/le havre

   Bienvenidos a mi blog de críticas de cine, y feliz año nuevo para todos mis lectores.

   Como es clásico, toca hacer un conjunto de deseos para el año nuevo y prometer cosas que se quieren hacer. Pues bien, prometo no recortar un ápice mis comentarios en este blog (después de casi siete años sería una falta de respeto), seguir metiéndome con lo que no me gusta, respetar las opiniones de los lectores que no coincidan conmigo e intentar no aburrir al respetable que se pasa por aquí. Y deseo que intentemos salir de esta crisis (poned si queréis a Lalo Schiffrin como música de fondo), que nos llegue mejor cine y que los distribuidores españoles se porten mejor con nosotros, que no haya más Hunger ni más Bronson sin estrenar (volved a poner a Schiffrin otra vez, por si no caéis en la cuenta, Misión imposible).

   Porque la semana pasada me metí con Drive y con su director, pero después ví un filme anterior suyo inédito en España, Bronson, y es una pequeña joya, mucho más violento, mucho más irónico, con un ritmo endiablado que no tiene nada que ver con el ritmo lento de Drive, con un sarcasmo y una ironía dignos de Terry Gilliam y con un Tom Hardy como protagonista que hace un trabajo antológico. Dudo que los que han puesto Drive por las nubes hayan visto este filme en las antípodas del estrenado ahora y que carece de originalidad y fuerza, no puedo con él.

   Esto va por tí, David, lo siento (aunque las tengo que hacer a fin de año, no creo en las listas, y desde luego no pongo en ninguna a Drive), y siento no estar de acuerdo con lo que me has dicho en el blog y personalmente sobre XP3D. Respecto a lo que me dices que hay que apoyar a los actores jóvenes de acuerdo, pero es que creo que a los que hay que apoyar y he apoyado durante el año pasado es a Michele Jenner, a Claudia Vega, a Alba García y a Jan Cornet, no a esta panda de niñatos que no tienen ni idea de interpretar un filme de terror. Y en cuanto a que Amaia Salamanca puede ser la nueva Penélope Cruz en Hollywood, con engendros como este y Fuga de cerebros a lo máximo que puede aspirar es a ser la nueva Elsa Pataki en Serpientes en el avión o A todo gas 6, 7, 8 o la que toque, lo siento, me parece una actriz más que limitada. Espero que no te enfades por mis opiniones.

   Saludos también a Juan, y celebro que también te gustase En un mundo mejor, porque debemos de ser en los pocos en este país que lo apreciamos en su justa medida, donde la crítica hacia el filme de Susanne Bier fue particularmente dura, le dijeron de todo, desde vendida a Hollywood a fabricante de melodramas lacrimógenos sin calidad (en la crítica también hay miopía). Su filme estaba para mí entre lo mejor del año, aunque no sabía cómo colocarlo en mi lista. Que te sea leve tu recuperación.

   De lo estrenado el año pasado, quedaba por comentar una pequeña joya que se fue de vacío increiblemente del pasado festival de Cannes, cuando es lo mejor que he visto hasta ahora de su concurso, el filme de Ari Kaurismaki Le Havre, delicioso cuento moral sobre la emigración actual en Europa, con un portentoso arranque (su uso del fuera de campo debería de ser de estudio en escuelas de cine), un gran sentido del humor y un reparto en estado de gracia. A alguno le puede parecer un pelín blanda por su optimismo, pero es de una delicadeza extraordinaria y a nadie le debería amargar un dulce de vez en cuando, especialmente en un Festival donde abundaron ladrillos del calibre de El árbol de la vida, Drive y Melancolía o filmes un tanto fallidos como El niño de la bicicleta que intenta algo parecido pero al que le pierde tomarse a sí misma demasiado en serio.

07/01/2012 13:53 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

especial nominaciones Goya

   Hola, hago este pequeño artículo de urgencia después de haber leído las nominaciones a los Goya, las cagadas han sido de tal calibre que no me puedo esperar más a comentarlas.

   Veamos, Mientras duermes fuera, un filme discretito al que nadie le hizo caso (con toda justeza) como Blackthorn nominado a premios gordos, Pilar López de Ayala, Goya Toledo y Juan Diego nominados por tonterías, La chispa de la vida, Katmandú, Arrugas y De tu ventana a la tuya no deberían optar en esta edición, puesto que se estrenan este 2012 (especialmente la última, su estreno está anunciado en marzo), algunas de ellas se llevan más de un año de diferencia en el estreno respecto a un filme como Primos, de lo de dejar fuera a los menores de 16 años ya hemos hablado, dejar fuera una joya del cortometraje como Morir cada día es bochornoso...

   Lo dicho, la Academia española cada vez se esmera más en meter la pata. A ver si algún día cambian.

10/01/2012 15:31 carlosmartinez #. sin tema Hay 2 comentarios.

atraco por duplicado

   Tampoco Atraco por duplicado es una traducción muy afortunada respecto Trampa para moscas que es el título original y que se adecúa más al filme. El filme es un perfecto ejemplo de que también del supuesto cine independiente norteamericano pueden llegar engendros tan gordos como de las majors, este filme no está producido por ninguna y es una película lamentable, con un argumento completamente idiota, unos actores en declive (alguno con serios problemas personales que han llevado al trastre su antaño prometedora carrera, como Ashley Judd) y un final supuestamente sorpresa que se ve venir. Desde ya es una seria candidata a ser una de las peores películas del año, debería haberse estrenado directamente en vídeo. 

15/01/2012 12:04 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

unos pocos padrinos de boda

   Los distribuidores españoles son la hostia a la hora de traducir títulos. Ya que parte del equipo de Un funeral de muerte participaba en el filme Unos pocos padrinos de boda, ¿qué "mejor y original" forma de traducirlo que Una boda de muerte? Deben ser los mismos que inundaron las salas con películas con el como puedas de latiguillo en los años 80...

   El filme no es sino un burdo intento de repetir el éxito (no en su país de origen, donde la masacró la crítica en 2007) de la muy sobrevalorada  Un funeral de muerte, a base de repetir los mismos chistes de drogatas, celebraciones (boda en vez de funeral) y elementos surrealistas (oveja en vez de enano). Tiene la misma poca gracia que el original, y encima el tema de las bodas en cualquier tipo de comedia ya cansa, ya estoy harto, todas me parecen idénticas salvo que los chicos de REC me sorprendan con su nueva horda de zombies (el cartel y el teaser prometen). Dirige el australiano Sthepen Elliot, al que siempre se recuerda por su simpática Las aventuras de Priscilla, seguramente porque no ha vuelto a dar una a derechas desde entonces. Lo único salvable de la función es una divertida Olivia Newton-John como muy pasada de rosca madre de la novia (eso sí, lo que le ha hecho en la cara su cirujano plástico no tiene nombre), el resto es de una mediocridad sonrojante. 

15/01/2012 12:17 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

la chispa de la vida

   Álex de la Iglesia es uno de mis directores de cine actuales favoritos, mezcla como nadie el cine de género más salvaje con el esperpento español heredero de Azcona y Berlanga. Eso sí, también es muy irregular, y da muestras de ello en la muy fallida película que estrena esta semana, La chispa de la vida.

   Por mucho que diga que trataba de temas personales, el filme da toda la impresión de ser un encargo, y de la Iglesia no ha sabido llevarlo bien a puerto. Le falta el sentido del humor negro que caracteriza a casi toda su obra (hasta su filme más "serio" y aparentemente alejado de él que es Los crímenes de Oxford lo tiene, especialmente en la resolución del enigma), tenía un material interesante en la línea de El gran carnaval (por momentos el guión del americano Randy Feldman parece un remake del filme de Billy Wilder) y lo malgasta en un desarrollo previsible (el final está cantado desde el momento del accidente) y aburrido. José Mota está convincente en su primer papel no cómico, mejor en los primeros minutos del filme (la escena de la oficina es lo mejor del filme) que cuando estalla el drama, y Salma Hayek no me convence en ningún momento como sufrida esposa del protagonista, su papel es demasiado esquemático y no está demasiado bien desarrollado en el guión. El filme no es un desastre, lo sostiene Mota y el estupendo grupo de secundarios del filme, pero está lejos de las grandes obras de de la Iglesia, le sobran buenos sentimientos y mensaje y le falta mala leche y sentido del humor.

   Por último, y ya que tiene un pequeño cameo en el filme interpretándose a si misma, no querría pasar la oportunidad de desearle a la periodista Concha García Campoy una feliz recuperación de su leucemia. 

15/01/2012 12:33 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

los hombres que no amaban a las mujeres

   Bienvenidos a mi blog de críticas de cine. Como habréis visto ahora los que no habéis entrado en mi blog los últimos días, ya éscribí mi opinión sobre las nominaciones a los Goya el día que se anunciaron, así que como no hay ninguna noticia que me apetezca comentar (bueno, hay una, pero al tener que ver con uno de los filmes estrenados esta semana, la comento cuando haga la crítica de ese filme), paso a hacer las críticas de los filmes vistos estos días.

   Seguramente os habrá llamado la atención lo que dije de que no consideraba Los hombres que no amaban a las mujeres de David Fincher un remake, cosa que ha hecho casi todo el mundo. Me explicaré. Para mí un remake es una nueva adaptación más o menos al pie de la letra (sigo diciendo que no hay dos filmes iguales, si cambias de director o de actores ya tienes un filme distinto) de un filme que ya se ha hecho antes en cine. Por lo tanto no se pueden considerar como remakes trabajos que vienen de musicales que provienen del teatro (My fair lady, Los miserables cuando se estrene) o que provienen de series o de trabajos televisivos (Misión imposible, El fugitivo, Doce hombres sin piedad, etc), al tratarse de medios distintos no se les puede juzgar por el mismo rasero, cosa que desgraciadamente han hecho algunos críticos al decir por ejemplo que el My fair lady de George Cukor es un remake del Pigmalión de Anthony Asquith.

   Pues bien, yo no he visto en cine un filme llamado los hombres que no amaban a las mujeres, yo lo que ví en su momento fue un torpe remontaje para salas de cine de una miniserie sueca que adaptaba (con muy poca fortuna, especialmente en las siguientes novelas) las célebres novelas policíacas del sueco Stieg Larson, hecho por unos avispados productores que olieron el dinero que podían sacar si estrenaban la teleserie como si fuese una película. Por lo tanto, si una cosa es una teleserie y otra un filme, no puedo hablar en ningún momento de remake, nadie lo ha hecho en los casos de la reciente El topo y de la versión que se hizo hace pocos años de Retorno a Brideshead, y es el mismo caso del filme de Fincher.

   Pasando a valorar el filme de David Fincher, me parece que el director americano ha hecho un trabajo muy bueno, infinitamente mejor que la torpe versión televisiva. Ha llevado a su terreno un argumento claramente pulp (la crítica social hacia Suecia es tan exagerada que poco tiene de realista) y delirante (¿se puede tomar alguien en serio un argumento donde se mezclan nazis, asesinos en serie, abogados, políticos y psiquiatras corruptos y hackers punkis vengativas?), y hace un muy entretenido filme de género, con un excelente guión (aunque algo confuso, no acaba de aclarar algunas partes de la trama, tampoco creo que le haga falta, si explicas todo el misterio de un filme de intriga te cargas precisamente ese misterio) de Steven Zaillian y un impecable tratamiento de la luz y el espacio (las casas y los espacios al aire de la isla resultan todo lo inquietantes que deberían ser, cosa que no pasaba en la teleserie). Y tiene un excelente reparto empezando por un Daniel Craig y una Rooney Mara (el gran descubrimiento del filme, aunque ya estaba muy bien en su breve papel en La red social) muy convicentes en sus respectivos papeles y con una fuerte química entre ambos (cosa de la que adolecían los actores suecos, y a mí no me gustó nada Noomi Rapace, me pareció monocorde y demasiado inexpresiva), y siguiendo por todos los secundarios, el reparto es inmejorable: Christopher Plummer, Stellan Skargaard, Steven Berkoff, Robin Wright, Joely Richardson y el para mí desconocido Yorick van Wageningen, se nota especialmente en la personalidad del asesino, en la teleserie cantaba desde que se nos presentaba (vamos, tenía una cara de malo que no se podía aguantar) y aquí disimula mucho mejor hasta que se descubre. Destacar también la estupenda y muy minimalista música de los mismos responsables de La red social (con una irónica, macabra y tétrica inclusión en un momento clave de un conocido tema de Enya) y los formidables y muy bondianos títulos de crédito iniciales. Los hombres que no amaban a las mujeres, siendo un encargo, acaba resultando un más que respetable filme de género de uno de los más originales directores actuales. 

   Olvidaba una pequeña cosa: Fincher ha comentado que había añadido un pequeño cambio final respecto a la novela. Parece ser que es cierto (yo no la he leído, pero por lo que me han dicho y lo que he oido, la escena final no estaba en ella), pero curiosamente es el mismo final que tenía la versión íntegra de la teleserie sueca, está claro que la debieron ver los responsables americanos.

 

15/01/2012 13:15 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

juan de los muertos

   Juan de los muertos es una atípica coproducción hispanocubana, en el sentido de que no es habitual un filme de género fantástico en la filmografía de la isla (aunque hay un precedente notorio en el cine de animación, Vampiros en La Habana, del animador Juan Padrón), y desde luego no en el cine de zombies. Es una película irregular, combina los aciertos y las escenas francamente divertidas con momentos francamente aburridos (le sobran algunos minutos) y mete con calzador al actor español Antonio Dechent (conviene recordar, para quien no lo sepa, que las coproducciones entre países hispanos y España están obligadas a tener gente española). Pero vale la pena por su tono esperpéntico-picaresco, por su leve crítica al régimen castrista (tampoco muy fuerte, no se vayan a enfadar los Castro) y por escenas francamente divertidas y macabras como el encuentro con el abuelo zombie, la de los balseros y el "baile reggaeton" entre el protagonista y un zombie. Eso sí, hubiese preferido un final más potente, les ha quedado un tanto flojo. 

21/01/2012 13:21 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

editorial/los descendientes

   Bienvenidos a mi blog de críticas de cine. Ante todo (perdón por no incluirlo la semana pasada), dar mi pésame a las víctimas del accidente del crucero italiano, que más que recordar al Titanic (a mí me recuerda más a La aventura del Poseidón) por momentos empieza a recordar una mala parodia por los cada vez más esperpénticos detalles que se empiezan a conocer de la actitud del capitán del barco. No siempre se pueden prevenir los accidentes en un transporte público, pero desde luego no se pueden animar acercando peligrosamente un barco a la costa por mero capricho y desde luego siendo uno responsable del barco no se puede dejar abandonada a la gente en pleno naufragio.

   La otra noticia destacada de la semana es la muerte del político Manuel Fraga. Por mucho que se diga que es responsable de que la derecha española fuese algo más democrática que en la época de Franco (no debía costar mucho trabajo viniendo de donde venía la derecha franquista), no se deben olvidar los puntos oscuros del personaje, que nunca se arrepintió de su pasado franquista ni de los terribles sucesos durante su mandato en el primer gobierno postfranquista en Vitoria y Montejurra, nunca del todo aclarados. Es evidente que es un personaje histórico, pero no lo mandemos a los altares como me temo que va a hacer el PP, descanse en paz.

   Esta semana se han dado los Globos de Oro, de lo estrenado que han premiado poco puedo decir en contra, ya iremos hablando de lo que falta por estrenar. La primera que ha llegado tras la concesión de los premios ha sido el nuevo filme de Alexander Payne Los descendientes, cuyos méritos son innegables salvo un pequeño detalle que paso a comentar.

   No tengo muy claro dónde colocar el filme si como drama como se ha premiado o como comedia agridulce con momentos dramáticos que es lo que creo que es, ya me pasó con el filme de Payne al que más se parece, A propósito de Schmidt. El filme tiene un gran guión, momentos muy divertidos y momentos bastante dramáticos y es difícil de catalogar en una categoría, y tiene un George Clooney en estado de gracia (¿hay dudas todavía de que es un gran actor?, desde luego hace tiempo que es algo más que una cara bonita o un buen anunciante de cafés...), aunque la gran revelación del filme es la actriz que interpreta a su hija mayor, Shailene Woodley, al parecer protagonista de una serie que me es completamente desconocida, Vida secreta de una adolescente. De momento, Los descendientes es el mejor filme del año que empieza, espero que Alexander Payne no esté otros siete años sin dirigir,  es uno de los mejores guionistas y directores del cine americano actual, aunque su serie Hung me haya decepcionado bastante.

21/01/2012 13:50 carlosmartinez #. sin tema Hay 1 comentario.

oro negro

   El director francés Jean Jacques Annaud es sumamente irregular, ganó el Oscar por su primera película (La victoria en Chantant o Blancos y negros en color, de las dos maneras se conoce) y después se ha especializado en superproducciones europeas como En busca del fuego, El nombre de la rosa, El oso o El amante, hábilmente dirigidas y en general entretenidas, pero no obras maestras. Con Oro negro ha conseguido una de sus más flojas películas, una aburrida película de aventuras que quiere parecerse a Lawrence de Arabia (especialmente en momentos como la travesía del desierto), pero que queda muy lejos de la maestría de David Lean, acaba cansando tanto desierto y tanto camello para tan poca chicha, aunque el tema de cómo llegaron los árabes a forrarse con el petróleo daba para mucho más, a pesar de algún detalle irónico (el destino que le espera al personaje de Antonio Banderas). Se salva el excelente reparto, pero la película es muy poca cosa.

29/01/2012 11:34 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

silencio en la nieve

   El caso de Gerardo Herrero no es raro en la historia del cine (hay más caso, como Irvin Winkler o Stanley Kramer), es un excelente productor, pero se empeña en meterse a director, y no está tan dotado, y suele fracasar en sus proyectos. Silencio en la nieve no es una excepción.

   No conozco la novela en que se basa la novela, El tiempo de los emperadores extraños, y por lo tanto no sé si los problemas que detecto en su adaptación estaban en la obra original o son producto de una adaptación discutible. El principal problema, que no me creo  la historia. Sin entrar en excesivos detalles para evitar spoilers, no me creo que al asesino le dejen entrar en la División Azul estando en busca y captura, y que nadie lo reconozca hasta el final, y es un detalle básico en la trama. No me creo la ambientación, personalmente noto mucho que se ha rodado en dos sitios antagónicos en clima como Alicante y Lituania, y en muchos momentos canta, en este sentido abusa del decorado (tanta pared y tan poco espacio abierto...) y resulta "curioso" que haya escenas que los actores suelten vapor de agua por la boca (lógico si están bajo cero) en unos planos y en otros no (¿los rodados en Alicante?). Lo único destacable del filme son sus actores, especialmente Carmelo Gómez, lo demás no pasa de lo discreto tirando a mediocre.

29/01/2012 11:53 carlosmartinez #. sin tema No hay comentarios. Comentar.

editorial/j. edgard

   Bienvenidos a mi blog de críticas de cine. Raramente hablo de temas personales en este blog, pero esta semana tengo que hacer una excepción en homenaje a un compañero fallecido en accidente doméstico estos días. Algunos de vosotros sabéis que estoy en un club social y que dentro de él hago guiones para cortometrajes en el taller que hacemos. Uno de esos guiones era segunda parte del guión que escribió un  compañero, Albert Soriano, que desgraciadamente ha fallecido hace unos días en su casa. Descanse en paz, hoy quiero dedicarle estos comentarios, si me permitís.

   También víctima de un accidente (en este caso atropellamiento) ha fallecido el que era en estos momentos el director más representativo de Grecia, Theo Angelopoulos, accidente cuyas surrealistas circunstancias (atropellado mientras buscaba exteriores por un policía fuera de servicio y con una ambulancia que llegó demasiado tarde por una avería) dan desgraciadamente buena cuenta de la situación actual del país heleno. No era un director fácil de entender a veces y no apto para amantes del cine comercial, pero filmes como El paso de la cigüeña o La mirada de Ulises son ya clásicos del cine europeo de las últimas décadas. Descanse también en paz.

   Pasando a otros temas más alegres, querido Josep María, te agradezco tus comentarios sobre los Globos de Oro como siempre, pero juraría (tendría que mirar los archivos de este blog, pero tras casi siete años cuesta encontrarlos) que tu broma ya me la hiciste hace tiempo. No me importa, pero me gusta un poco más de variedad. Un saludo.

   Esta semana se han anunciado las nominaciones a los Oscars, y en ellas ha destacado la ausencia total del último filme de Clint Eastwood, J. Edgard, especialmente en la categoría de actor principal, no tanto en la otra en que sonaba, maquillaje. Es extraño que a Eastwood se le haya achacado en algunos sectores el hacer un típico biopic sobre el padre del FBI, cuando de típico tiene poco, dada su estructura no lineal y su sentido de la ironía sobre la figura del siniestro J. Edgard Hoover. Su estructura casi parodia (le da la vuelta como un calcetín) un olvidado filme sobre el FBI de Melvin Leroy de 1959 titulado FBI contra el imperio del crimen. Si allí se ensalzaba la figura de un agente durante varias décadas del organismo, contando sus momentos más destacables, aquí se pone en la picota con las mismas armas la figura de su creador. Y en su estructura curiosamente recuerda a la recientemente estrenada La dama de hierro, solo que allí se ensalzaba a Margaret Thatcher y aquí se hace lo contrario con Hoover, mostrándolo como un paranoico (¿soy el único al que la relación con su madre le ha recordado a Psicosis?) obsesionado con espiar a los presidentes y a otros políticos (la escena de la muerte de Kennedy me parece lo mejor del filme, está oyendo las grabaciones de los encuentros del presidente con Marilyn Monroe cuando le dan la noticia, y encima se va al hipódromo en pleno duelo) y un hipócrita homófobo cuando el probablemente  era gay (no está demostrado, aunque el filme lo muestre abiertamente). A mí el filme me gusta mucho, nos devuelve al mejor Eastwood tras dos leves patinazos, y tiene una excelente interpretación de Leonardo diCaprio y del poco conocido Armie Hammer (lo único que recuerdo de este actor es la interpretación de los dos gemelos de La red social)  como su pareja. El único pero que le puedo poner al filme es su desafortunado maquillaje, no es solo que diCaprio no se parezca nada al Hoover original, es que parece el clon de Philip Seymour Hoffman, y el actor que hace de Nixon tiene un maquillaje de juzgado de guardia.

29/01/2012 12:29 carlosmartinez #. sin tema Hay 1 comentario.




Temas

Archivos

Enlaces

 

 
Enero 2012 | carlosmartinez

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris